Videos con temas del blog

Loading...

DESYERBE Y APORQUE SUS TOMATES

DESYERBE Y APORQUE SUS TOMATES

- No olvide que las malezas le quitan aire, luz y agua a sus matas.
- Por eso desyerbe cada vez que usted considere necesario. Haga
La desyerba a mano cuidando las maticas para no dañarlas.
- Generalmente se hace la primera desyerba cuando las matas tie-
nen unos veinte a veinticinco centímetros de alto.
- Otra practica importante y que ayuda al buen crecimiento de las
raices es el aporque o arrime de la tierra a la parte inferior de los ta-
llos de la planta. La tierra debe estar floja para que la planta quede
con un mejor anclaje.
- Usted puede hacer uno o dos aporques. El primero unos veinte
días después de sembrado o cuando la planta tenga unos veinte a
veinticinco centímetros de altura. El segundo a los cuarenta a cin-
cuenta días después.
- Con un buen aporque la planta aprovecha mejor los alimentos y
fertilizantes que tiene el suelo y se evita la caída.
- Cuando haga los aporques fertilice también el tomate, así tiene
usted plantas fuertes y vigorosas.
MANEJE BIEN LA PLANTA
- Con el fin de evitar que el tomate se dañe en el suelo a causa de
la humedad, muchos agricultores usan estacas o tutores para soste-
ner las plantas.
MEDIANTE EL TUTORADO O ESTACADO se suministra un
soporte a la planta, con el fin de mantenerla erguida y evitar pudri-
ciones y enfermedades.
- Las estacas o tutores generalmente son de cañabrava y tienen un
largo de un metro con setenta a dos metros con veinte. Las estacas
se entierran unos veinte a treinta centímetros, antes o en el momento
de la siembra. Si se puede hacer antes, mucho mejor porque se evi-
ta que las raíces de las plantas se puedan herir. Para enterrar la esta-
ca es conveniente que el suelo este húmedo pues se facilita enterrarla.
- Usted puede clavar las estacas cada tres a cinco metros, uniendo-
las con hileras de alambre cada cuarenta centímetros a partir del sue-
lo. A medida que las plantas crecen, se van amarrando a los alambres
con cabuyas o hilos.
- En algunas regiones se tienen épocas muy bien definidas para las
lluvias y los tiempos secos. Cuando se conoce muy bien esto, las plan-
tas se dejan sin soporte de ninguna clase, que crezcan directamente
sobre el suelo.
- Este sistema reduce los costos de producción aunque los frutos se
pueden maltratar.