La siembra de la mashwa

Resultado de imagen de La siembra de la mashua   Resultado de imagen de La siembra de la mashua

La siembra de la mashwa
Siembra
Su cultivo es similar al de la papa. Se le cosecha entre los 6 y 8 meses. Los tubérculos se pueden almacenar hasta seis meses en lugares fríos y ventilados. Para la siembra se utilizan entre 1 000 a 1200 kg de semilla (22- 26.4 qq)
Sistemas de siembra
La siembra de la mashwa se puede realizar como monocultivo o asociado con otros cultivos andinos tales como papas, ocas, mellocos, habas, etc. También se puede cultivar en franjas a base de cultivos densos: quínua, cebada, trigo, procurando alternar estos cultivos, con los tubérculos que requieren de labores de aporque, como una estrategia orientada a proteger los suelos de los efectos erosivos provocados por el agua
5.2.2. Preparación de la semilla para la siembra
Después de la cosecha, se debe escoger la semilla para las próximas siembras. Aquellos tubérculos que presentan un verdeamiento por la acción de los rayos solares, deben ser separados para luego ponerlos a brotar en un lugar seco y a la sombra durante dos a tres meses para evitar que los tubérculos se pudran. La semilla tiene que tener un tamaño más o menos uniforme (8 a 10 cm de largo), con muchos “ñavis” (ojos o brotes) y estar libres de plagas.
Previo a la siembra, la semilla debe desinfectarse y desinfestarse 2 ó 3 semanas antes de la siembra o el mismo día de la siembra por remojo o inmersión en una solución a base de 250 gramos de Hidróxido de Cobre (Kocide 101) y 250 gramos de Bacillus thuringiensis (Dipel o Thuricide), diluidos en 100 litros de agua, La semilla se pondrá en un canasto o costal y se deberá sumergir durante un minuto en la solución referida (contar hasta 60). La solución alcanza para desinfectar 25 qq de semilla.
5.2.3. Distancias y densidades de siembra
La mashwa, como monocultivo se debe sembrar en surcos espaciados entre 0.80 m a 1.00 m entre si, dejando las plantas distanciadas a 0.40-0.50 m, para tener una densidad de cultivo de 31 250 plantas a 25 000 por hectárea, en asocio puede intercalarse con papa, oca, melloco o haba, donde lógicamente el número de plantas disminuirá para dar paso a los cultivos que harán parte del arreglo asociativo..
5.2.4. Abonado de fondo
Al momento de la siembra se aplicará al fondo del surco el abono orgánico disponible en la finca, complementado con los fertilizantes minerales que se indican a continuación:
• Estiércol descompuesto: 1 kg ( 2.2 libras) + 35 gramos de roca fosfórica o de sulpomag por cada metro lineal de surco.
• Compost: 800 gramos (1.72. libras) + 100 gramos de roca fosfórica o de sulpomag por cada metro lineal de surco
5.2.5. Siembra y Tape
Esta labor se realiza colocando al fondo del surco la semilla, brotada, desinfectada y desinfestada, conservando las distancias anteriormente indicadas, de acuerdo a la variedad y pendiente del terreno.
Manejo del cultivo
5.3.1. Deshierba, rascadillo y aporque
Es importante mantener al cultivo libre de hierbas indeseadas, especialmente en sus primeros estados, pues estas compiten por luz, agua y nutrientes, para este efecto será necesario realizar deshierbas, escardas o rascadillos y finalmente un aporque.
La escarda o rascadillo, es importante para evitar el encostramiento de la capa superficial del suelo, facilitar la infiltración del aire en las raíces y así mismo eliminar hierbas indeseadas, como también exponer huevos, larvas y adultos de insectos plaga y nemátodos y a los microbios que causan enfermedades, a las acción de los controladores naturales bióticos y abióticos.
Por lo menos debe hacerse un aporque, cuando las plantas tienen unos 15 a 20 centímetros, con el fin de controlar las hierbas indeseadas y fijar la planta al suelo para facilitar la formación de los tubérculos.
La deshierba del cultivo, se debe hacer a partir del tercer día de luna menguante hasta el tercer día de luna nueva (noche oscura), es decir cuando las hierbas indeseadas han agotado sus reservas que se encontraban concentradas en las raíces, al cortarlas, tardarán en recuperarse en este período. En climas fríos y templados, es recomendable hacer dos deshierbas seguidas, la primera en luna creciente y la segunda en luna menguante, con el propósito de acelerar su agotamiento.
Fertilización complementaria
De manera complementaria se deben realizar aplicaciones foliares cada 8 a 15 días con una rotación de los abonos orgánicos artesanales: Biol, Abono de frutas y Té de estiércol.
Las aplicaciones de biofertilizantes (biol, purin,abono de frutas, vinagre de madera, extracto de algas) y harinas de rocas (roca fosfórica, sulpomag, cal agrícola, etc), se deben hacer entre el tercer día de luna creciente y el tercer día de luna llena, pues en este espacio de tiempo los tubérculos son estimulados por la luz de las fases lunares.

Fuente: Editor: Manuel B. Suquilanda Valdivieso

Entradas populares de este blog

Cría de cerdos: Como debe cebar o engordar sus cerdos

Cria de gallinas: Evite que las pollitas se piquen entre si

Cunicultura APARATO RESPIRATORIO