Videos con temas del blog

Loading...

Hierbas indeseables para el cafetal

Resultado de imagen para Hierbas indeseables para el cafetal

Guía para la innovación de la caficultura
De lo convencional a lo orgánico
Hierbas indeseables para el cafetal
Las plantas herbáceas que nacen espontáneamente (llamadas “malezas”) son una plaga dentro de los cafetales. Tienen una gran capacidad de sobrevivir, resisten largos períodos de sequía, producen una gran cantidad de semillas, se diseminan fácilmente y se adaptan a diversos ambientes. De ahí la dificultad de tener un control adecuado de éstas.
En algunos casos de malezas como el rábano, bejuco de caro y otros será necesaria la remoción manual. Puede disponerse de éstos fuera del predio o colocarlos en bolsas plásticas fuertes cerradas para que se descompongan.
Para evitar los excesos de contaminación con herbicidas, utilice las dosis recomendadas y el equipo adecuado. Lea cuidadosamente las instrucciones y direcciones en la etiqueta del producto. Tenga en consideración la temperatura del ambiente, las lluvias, la humedad relativa, los vientos y la etapa de crecimiento de los yerbajos para mayor eficiencia del producto.
Control de plantas malezas
Bajo el enfoque orgánico, pueden usarse machetes para limpiar las áreas de la “corona o plato” y las malezas entre las hileras de café. Es recomendable que queden los troncos de las malezas y el material cortado sobre el terreno para que ayuden a controlar la erosión especialmente en suelos inclinados y en épocas lluviosas. Generalmente se requieren tres desyerbos durante el año; al inicio de la temporada de lluvias antes y después de la cosecha.
El uso de machetes es más adecuado durante los períodos de alta precipitación.
Se aconseja no eliminar las malezas al ras del terreno, excepto en el área de las “coronas”.
Es preferible dejar franjas de malezas entre las hileras de cafetos para proteger suelo de la erosión sobretodo en los primeros años de establecimiento del cafetal.
Uso de coberturas muertas o mullas
Consiste en el uso de material vegetal muerto para cubrir el suelo y reducir el crecimiento de malezas. De acuerdo con la literatura, aunque existen unos factores desfavorables en términos prácticos para el uso de coberturas, los resultados de la investigación la favorecen como método de control de malezas. Puede utilizar cualquier material razonablemente bueno. Se ajusta más para plantaciones pequeñas.
En algunos casos de malezas como el rábano, bejuco de caro y otros será necesaria la remoción manual. Puede disponerse de éstos fuera del predio o colocarlos en bolsas plásticas fuertes cerradas para que se descompongan.

Fuente: Guía para la innovación de la caficultura
De lo convencional a lo orgánico
Fundación para el Desarrollo Socio Económico Y 
Restauración Ambiental, FUNDESYRAM,