Videos con temas del blog

Loading...

Plagas del Cafeto y su control

Resultado de imagen para Plagas del Cafeto y su control   Resultado de imagen para Plagas del Cafeto y su control

M. Plagas del Cafeto y su control
La importancia económica del ataque de plagas varía de acuerdo con las condiciones climáticas de cada región productora y aún dentro de una misma finca. Cuando ocurren alteraciones que originan desequilibrios en el control biológico natural se favorece la incidencia de determinada plaga causando daño económico. El grado o magnitud del ataque sirve para definir zonas marginales para café. Los suelos de baja fertilidad, prácticas de manejo inadecuadas y condiciones climáticas favorables intensifican los ataques tanto de microorganismos (nemátodos, bacterias, hongos, virus) como de macro organismos (insectos y plantas). Estudiaremos a continuación los ataques de microorganismos:
Enfermedades
Nemátodos, bacterias, Hongos o virus pueden causar enfermedades al cafeto. Las más comunes e importantes en El Salvador son las de origen fungoso. Estas pueden atacar el sistema radical, los tallos, las ramas, las hojas, las flores y los frutos del cafeto. Entre los hongos del suelo que atacan al cafeto en el campo, los más importantes son los que causan las enfermedades marchitez vascular
(Fusarium oxisporum) y la podredumbre negra de la raíz (Rosellinea bunodes).
Para disminuir las posibilidades de ataque de estos hongos, evite los excesos de humedad en el suelo, no atierre y no siembre profundo los arbolitos. Evite causar heridas o lesiones a los tallos y raíces. Elimine y destruya las plantas enfermas fuera del predio. Aplique cal al suelo en las áreas afectadas por la enfermedad.
Las enfermedades causadas por hongos que atacan las hojas, ramas y frutos del cafeto, son el Ojo de
Gallo o Mancha cercospórica (Cercospora coffeicola), el Moho de Hilachas (Pellicularia koleroga), Mancha de Hierro (Mycena citricolor), el Mal Rosado (Corticium salmonicolor), y la Roya del Cafeto (Hemileia vastatrix).
Esta última es la de mayor importancia económica, aunque todas ellas dependiendo de las condiciones climáticas particulares, pueden afectar económicamente al caficultor.
Para controlar tanto las enfermedades del suelo como las del follaje lo más importante es crearle un ambiente desfavorable al organismo que la causa antes de utilizar el control químico. El manejo adecuado del cafetal manteniendo un buen programa de fertilización, encalado de los suelos, el uso y manejo de la sombra y la poda pueden ayudar a mantener bajo control las enfermedades. Otras prácticas como el uso de variedades resistentes y distancias de siembra apropiadas contribuirán al control.
Manteniendo un buen programa de abonamiento, encalado de suelos, uso y manejo de sombra, control de otras plagas y el manejo del tejido del cafeto (poda) es posible disminuir los daños causados por las enfermedades. Deben incluirse, además, otras prácticas como distancias de siembra y el uso de variedades resistentes. Es muy importante realizar inspecciones periódicas del cafetal para detectar e identificar a tiempo las áreas afectadas por las enfermedades.
Insectos
A pesar de que existen miles de especies de insectos reportados en las zonas cafetaleras del mundo solo unas pocas son de importancia económica. Estas pueden afectar el cafeto desde la etapa de semillero hasta la de almacenamiento. El mayor número de los ataques ocurre en las plantaciones en campo. Los insectos pueden atacar hojas, tallos, ramas, flores, frutos y sistema radical de los arbustos. Causan bajas en la producción, el rendimiento y la calidad del café. Además, causan el deterioro de los cafetos. Los daños pueden variar de acuerdo con la especie, el clima, la edad y condiciones de la planta.
En El Salvador, los ataques de insectos más importantes son los de estos: minador de la hoja del cafeto (Leucoptera coffeella), Escamas; Araña Roja, Gusanos del tallo, gusano de alambre (Phyllophaga, Agroties, Melanotus); Broca del tallo (Plagiohamus sp); Chacuatetes (Idiarthrum sp); Piojo blanco de la raiz (Pseudococus sp); Pulgones o afidos; Broca del fruto (Hypotenemus hampei); Piojo blanco aéreo Gallina ciega, oruga taladradora del tallo (Psychonoctua personalis) el taladrador del tallo (Apate monacha) y los barrenadores de las ramas (Xilosandrus morigerus, Xilosandrus compactus).
El control de insectos debe ser integrado. Esto es, realizando una serie de prácticas que en conjunto o por sí solas ayuden a crear un ambiente desfavorable al desarrollo de la plaga. Entre éstas podemos mencionar: mantener un programa de fertilización adecuado para que las plantas estén fuertes y vigorosas, y puedan tolerar el ataque de los insectos.
El control oportuno de las malezas para evitar que le sirvan de hospederos.
Para el control de las plagas y enfermedades, mencionadas anteriormente, FUNDESYRAM (en capitulo anexo sobre elaboración de extractos naturales y caldos minerales), ha trabajado por más de dos años, con diversas fuentes orgánicas, específicamente en hortalizas y en algunas áreas cafetaleras. A continuación se presentan, diferentes alternativas de control orgánico, es necesario recalcar que no existe una receta de dosis de uso de estos productos.

Fuente: Guía para la innovación
de la caficultura
De lo convencional a lo orgánico
Fundación para el Desarrollo Socio Económico Y Restauración Ambiental, FUNDESYRAM