Videos con temas del blog

Loading...

Cría de codornices PRODUCCIÓN DE HUEVOS


Cría de codornices
PRODUCCIÓN DE HUEVOS
Las hembras son buenas productoras durante tres años aproximadamente, pasados este tiempo la postura decrece. La producción anual es de unos 300 huevos de un peso medio de 10g.
Los huevos de la codorniz son más ricos en vitaminas y minerales que los de gallina y de mejor sabor. Un huevo de gallina equivale en peso a 6 huevos de codorniz.
El huevo de codorniz es recomendado por pediatras y geriatras para la alimentación de niños y ancianos por sus bajos niveles de colesterol y alto contenido proteico.
Un punto importante para la obtención de una buena producción es la tranquilidad que debe de reinar en los departamentos reservados a las hembras.
La temperatura ambiente debe ser del orden de 18 a 20º durante todo el año, aunque este valor medio puede ser notablemente rebajado durante el invierno y aumentado durante el verano. Lo principalmente importante es que no haya cambio bruscos de temperatura que provoquen la muda de los animales y el paro en la puesta.
En cuanto a la iluminación, en la práctica se obtiene muy buenos resultados con la luz artificial apagada desde las 22:00 hasta las 5:00 horas aunque algunos criadores dejan encendida la luz toda la noche.
El pienso especial para ponedoras es distribuido tanto a hembras como a machos, y hay que vigilar que los animales dispongan en todo momento de una importante cantidad de pienso para excitar su apetito.
En la producción de huevos infértiles para el consumo no es precisa la presencia del macho siendo incluso mejor la ausencia de éste ya que los huevos infértiles se conservan mejor al no haber posibilidad de que el embrión comience su desarrollo. Aun así se recomienda la presencia de 4 machos por cada cien hembras, en jaulas aparte, para que con su canto incentiven la postura.
Para este tipo de producción pueden aojarse las hembras en grupos de 30 a 40 en cada piso de la batería, teniendo ésta el piso inclinado para facilitar el rodaje de los huevos hacia la cinta transportadora que permite una rápida recogida de los mismos.
La recogida de los huevos debe hacerse dos veces al día ya que los animales no ponen a la misma hora.
Una vez recogidos deben ser eliminados los que presenten roturas o suciedad y los demás han de ser almacenados en un lugar fresco hasta el momento de su venta.
Se debe estimar una recogida diaria que oscile entre 70 y 90% de los animales en postura, variando este número en función de la edad de los animales.
Las hembras para la postura no deben permanecer en la explotación más de 2 años, al cabo de este tiempo los animales serán sacrificados o vendidos para consumo.
El huevo de codorniz es relativamente grueso, con un peso medio de 10g, aunque existen grandes variaciones sobre este peso medio. Tiene la conformación similar al de un huevo de gallina, la cáscara es bastante variable, clara, amarilla, marrón claro, verdosa u oscura. Además, el huevo presenta manchas de color marrón oscuro o negro con un tamaño que puede oscilar de muy pequeñas a muy grandes. El color y el dibujo del huevo son característicos de cada hembra y generalmente bastante diferentes de una hembra a otra.
Los huevos para incubación deben provenir de parejas sanas y que reúnan las características deseadas.
Se recomienda:
- Recoger diariamente los huevos.
- Seleccionar los más grandes, con forma y coloración típica.
- Colocarlos en bandejas, y si es posible, con la punta hacia abajo.
- Su conservación, en un lugar fresco y ventilado.
- No dejarlos más de una semana sin incubar.

Fuente: manual codorniz.pdf