Videos con temas del blog

Loading...

La granja ecológica integral Componente pecuario


La granja ecológica integral
Componente pecuario
Las especies de animales como vacas, borregos, cerdos, gallinas,  conejos y abejas además de ofrecer carne, leche, lana, piel y miel, producen estiércol, controlan plagas y malezas y diversifican las fuentes de ingreso.
El ganado mayor puede estar estabulado en lugares no inundables, equipados con techo, comederos, bebederos y camas. Para su alimentación se pueden utilizar forrajes de corte (alfalfa, ballico, ovillo) residuos de cosecha (maíz, avena, cebada) y alimentos balanceados.
Los cerdos generalmente se asignan a un corral especial, igualmente equipado con comederos y bebederos. Su alimentación considera desechos domésticos, residuos agroindustriales y alimentos balanceados, en combinación con granos y forrajes.
Si la granja cuenta con una fuente abundante de agua, se puede construir un estanque para la producción de peces como tilapia y carpa.
Las especies menores (gallinas y conejos) se pueden integrar en un mismo corral, lo que puede reducir la incidencia de algunas enfermedades.
Las gallinas además de producir carne y huevo, controlan insectos y plagas cuando se les deja sueltas; sus excretas agilizan la obtención de compostas. Además de pastos y otros vegetales, deben consumir granos como trigo, maíz y soya.
Los conejos producen carne de excelente calidad, en unidades de tamaño apropiado (un ejemplar constituye una comida espléndida para una familia pequeña). Una familia puede consumir conejo una vez a la semana con sólo dos hembras y criando las camadas para carne.
Una hembra tiene de cuatro a cinco camadas al año de seis crías cada una y vive hasta dos años.
El gallinero-conejero debe ser impermeable, impenetrable a corrientes de aire pero bien ventilado, dotado de nidos en su interior. Al frente a su alrededor debe haber un corral también techado, que sirva como comedero. Aparte de este corral comedero, debe haber dos sitios cubiertos de pasto.
Los animales pueden pastar en uno, hasta que hayan consumido una cantidad suficiente de pasto; luego se pasan al otro.
Las abejas producen miel, un alimento rico en nutrimentos para el consumo humano. Las colmenas deben ubicarse detrás de setos que obliguen a las abejas a elevar su vuelo de manera que su trayectoria pase por encima de las personas. Una colmena moderna de madera incluye bastidores móviles. El separador de la reina evita que ésta deposite los huevos en los panales superiores.
Fuente: La granja ecológica integral
SAGAR –Secretaria de agricultura y desarrollo rural

Programa de Apoyo al Desarrollo Rural