Videos con temas del blog

Loading...

ESPECIES MENORES: CODORNICES Cuidado de las crías


ESPECIES MENORES: CODORNICES
 Cuidado de las crías
Las codornices nacen después de catorce a diecisiete días de incubación; a partir de este momento, los cuidados deben ser esmerados para obtener la mayor supervivencia posible. A los 3 días de nacidas, empiezan a aparecerles plumas de vuelo, y a las 4 semanas de edad, están completamente emplumadas.
La etapa más difícil de la producción de codornices es el manejo y el desarrollo de las crías. Una vez que han salido del huevo (eclosión), son de movimientos rápidos y de apetito voraz, por esa razón se les debe de facilitar suficiente agua en bebederos de sifón pequeño y concentrado, en canoas o platos adaptados a su tamaño. El alimento debe ofrecérseles 12 h después de haber salido de la nacedora, con el objeto de que consuman todo el contenido del saco vitelino o área de reservas alimenticias del huevo (Buxade.1995).
Utilice jaulas con piso cubierto con virutas de madera o, con piso metálico; este último es más higiénico, ya que las crías no entran en contacto con sus excretas y presentan menos problemas que en el piso. Por lo general, las jaulas de piso metálico poseen una bandeja debajo del piso, lo cual facilita el retiro de las excretas.
6.8.1. Cría en baterías
Las baterías son jaulas metálicas, similares a las de cría de pollos, salvo que deben modificarse, debido al pequeño tamaño de las codornices recién nacidas; estas pueden escapar o sentirse impedidas para caminar sobre el piso de la criadora. Coloque cedazo fino en los lados de la jaula, así como en el piso. Utilice alambre o cedazo cuadriculado números tres o cuatro.
La temperatura de la criadora durante los primeros siete días debe oscilar entre los 35 y 38 ºC; a partir de la cuarta semana en adelante, ya no necesitan calor, salvo que estén en lugares cuya temperatura ambiente sea menor que los 20 ºC, en cuyo caso se mantendrán entre los 24 y 26 ºC.
La estructura es de madera y con piso de cedazo metálico. La bombilla ubicada en la parte superior de la criadora proporciona el calor necesario para el desarrollo de los polluelos.
Es indispensable que la criadora disponga de alimento y agua en forma permanente. Coloque sobre los comederos cedazo metálico de una pulgada por una pulgada cuadrada (2,54 x 2,54 cm); la idea es reducir el desperdicio de alimento por los polluelos, este cedazo evita que escarben y tiren el concentrado por todos lados.
El suministro de agua debe ser constante durante la primera semana. Coloque dentro de los bebederos pequeñas piedrecillas, para evitar que cuando se metan en él, se puedan ahogar. Como esta etapa es muy delicada, lave y desinfecte todos los días los bebederos y cámbieles el agua para evitar problemas digestivos o de contaminación.
En la primera semana se puede estimar que 200 codornices necesitan 1 m2 de criadora; en la segunda semana, 1,5 m2 de área y 2 m2 para la tercera semana. A partir de este momento, pasan a las jaulas de reproducción según sea el caso; en estas se mantiene un macho y dos hembras por compartimento, y en las de ceba, se acomodan de cuatro a cinco ejemplares por sección para su engorde.
Las criadoras, en su parte baja, tienen un compartimiento para recolectar las excretas (codornaza). Recoja los residuos y limpie de manera periódica esta sección, ya que es una fuente de contaminación además se liberan fuertes gases como el amoniaco. Las aves expuestas a los gases por períodos prolongados están en alto riesgo de sufrir problemas respiratorios y hasta la muerte.
6.8.2. Cría en piso
La cria de codornices en piso no es común, debido a la gran cantidad de espacio que requiere este sistema; es la opción más barata, pero la menos deseable para criar codornices. Entre las desventajas, se tienen: el aumento de peleas; los huevos se ensucian con mayor facilidad; se dificulta determinar cuáles reproductoras están poniendo y aumenta la incidencia de enfermedades y parásitos. Aun con un excelente manejo, las reproductoras criadas en pisos no producen como las mantenidas en jaulas.
Fuente: Rodney Orlando Cordero

ESPECIES MENORES: CODORNICES