Videos con temas del blog

Loading...

Lombricompost


 Lombricompost
En este apartado solo se referirá a algunas generalidades de las lombrices y el lombricompost, pues este tema es motivo de otro cuadernillo ya editado.
El uso de lombrices es muy apropiado para acelerar la descomposición de los materiales orgánicos, ya que ellas trabajan día y noche logrando procesar una cantidad igual a su peso por día.
Una lombriz promedio pesa un gramo y así no parece gran cosa, pero si se tienen 10.000 lombrices es como estar fabricando 10 kilos por día que en un año equivalen a 3650 kilos, o sea 3.6 toneladas.
Por lo fácil del manejo y la alta reproducción de este animalito amigo de la tierra, es una actividad factible de ser practicada por cualquier agricultor o agricultora.
El abono de lombriz es muy rico en vida microbial, la que es básica para la relación suelo-planta; además las lombrices ayudan a neutralizar el pH del suelo y hacen que los elementos nutritivos se solubilicen. El nitrógeno y el fósforo están siete veces más disponibles, el potasio once veces, el calcio dos veces más disponible y el magnesio seis veces más disponible en el lombricompost que en la materia prima.
Una forma sencilla de tenerlas consiste en hacer un cajón de madera con patas. El tamaño es muy variable pero 1 metro de alto por 1 metro de ancho y el largo que se quiera puede ser una buena dimensión. Este cajón debe tener tapa para proteger el criadero y mantenerlo oscuro.
Sobre el suelo se pueden construir cajones de ladrillo para darles más duración y facilitar la extracción del abono, o camas construidas con bambú. Otros usan canastas plásticas que se van poniendo una encima de otra a medida que se van llenando, para que las mismas lombrices se pasen a las otras cajas y vayan dejando el abono limpio haciendo más fácil su recolección.
Es muy útil el manejo de la lombriz roja en cautiverio para procesar los desechos, pero lo es más la lombriz nativa, por lo que la mejor y más fácil forma de mejorar un suelo es evitar todo tipo de actividad que afecte el desarrollo normal de los habitantes naturales del suelo. Protegiendo el suelo y alimentándolo, las lombrices nativas hacen todo el trabajo.
Para proteger las lombrices de sus depredadores naturales (aves, hormigas, ratones, cerdos, sapos, entre otros) es importante que la lombricera permanezca bien tapada con un toldo u hojas, y protegida del acceso de estos animales; además se debe vigilar permanentemente.
Fuente: Preparación Y USO DE ABONOS ORGÁNICOS SÓLIDOS Y LÍQUIDOS
Serie Agricultura Orgánica N°8
Editado por:

Corporación Educativa para el Desarrollo Costarricense