Videos con temas del blog

Loading...

Enfermedades en los conejos



Enfermedades en los conejos
Metritis y orquitis
La metritis es una infección del útero, y la orquitis es una infección de los testículos. Ambas pueden ser causadas por P. multocida en conejeras donde la ventilación y la higiene sean deficientes, y donde exista una alta incidencia de catarros.
Puede sospecharse de la presencia de metritis cuando una coneja se aparea y no concibe, aunque existen otras razones que pueden causar una baja en la tasa de concepción. La coneja puede adquirir la bacteria al momento del parto cuando las madrigueras están sucias o mediante semen de conejos infectados. La infección puede diagnosticarse cuando se observa una descarga blanco amarillosa que sale de la vulva de la coneja, aunque puede existir sin la presencia de dicho fluido. Otra forma de detectar la infección es palpando el útero. Lo puede sentir agrandado o lleno de fluido. La práctica más recomendada contra esta condición es eliminar la coneja de la manada.
La orquitis es una condición poco común en los conejos. Se manifiesta con la inflamación de uno o ambos testículos. La bacteria llega a los testículos por la uretra del pene o por el torrente sanguíneo (septicemia).
Esa enfermedad es muy peligrosa porque el macho la transmitirá a las conejas con el riesgo potencial de culminar en metritis. La mejor forma de prevenir la infección es examinar periódicamente los testículos de los animales, y si nota alguna anomalía, aísle el animal afectado del resto de la manada. El uso de antibióticos para tratar esta condición es de poco valor, por lo que usted debe eliminar al animal afectado.
Cuello torcido
Esta condición es causada por una infección de P. multocida en el oído de los conejos. La enfermedad afecta el equilibrio del animal. No existe un tratamiento eficaz, razón por la cual usted debe eliminar el animal de la manada. La carne de los conejos afectados es apta para consumo humano.
Ojos llorosos
Esta condición es más común en animales jóvenes. Distintas clases de
bacterias pueden causarla, incluyendo a P. multocida. La condición puede
tratarse con ungüentos oftálmicos a base de antibióticos. El antibiótico
Choloromycetin es particularmente eficaz. En caso de que sea un animal
valioso, y que se tape el conducto lacrimal del ojo, un veterinario lo puede
reabrir.
Fuente: Enfermedades de los conejos
Héctor L. Rodríguez Pastrana
Especialista a/c ganado para carne