Videos con temas del blog

Loading...

Cría de codornices Manera de realizar la recolección de los huevos


  

Cría de codornices

 Manera de realizar la recolección de los huevos
El retiro de los huevos se hace de forma ordenada e iniciando siempre por el mismo sitio. Es mejor que sea siempre la misma persona quien ejecute esta labor. El operador debe llevar un uniforme de color claro, para que las aves lo reconozcan de lejos y así, no se asusten a su llegada.
El conteo de los huevos se efectúa de manera rutinaria y sistematizada, ya que es necesario para llevar el control de la producción de la granja; por lo tanto, es de carácter obligatorio mantener registros, los cuales son la única herramienta con la que el productor dispone para determinar la rentabilidad de su proyecto.
El porcentaje de postura se calcula de forma diaria y al final del ciclo. Debe ser este mayor al 85% al final del ciclo de postura; porcentajes inferiores al anterior indican que el grupo de aves fue de baja productividad.
Los huevos se recogen en jabas o cajas de plástico y se almacenan en ambiente controlado a una temperatura ideal de 10 °C (huevos para consumo humano). Una temperatura mayor reduciría el tiempo de conservación de los huevos. Recuerde que estos lugares deben mantenerse limpios, secos y protegidos de los rayos directos del sol.
Durante la recolecta y selección de los huevos, aparecen huevos dañados por diversos motivos; como por ejemplo: exceso de calor o estrés (huevos deformes o picados) a causa de un defecto en la pendiente de las jaulas (huevos rotos o rajados), picados, entre otros. Por lo anterior, se identifica el problema y se resuelve rápidamente para evitar más pérdidas. Entre las alternativas de solución, se tienen las siguientes:
 Controlar la temperatura.
 Vigilar los factores externos que causan molestias a las aves.
 Modificar la posición o diseño de las jaulas.
 Aumentar el número de colectas de huevos por día.
 Al recolectar huevos, no acumular demasiados dentro de un mismo recipiente
6.5. Selección del huevo fértil para incubar
Como regla general, los huevos para incubar provienen de animales sanos y jóvenes. La calidad de los huevos, se garantiza de la siguiente manera:
 Recoja los huevos de aquellos animales seleccionados por sus ventajas en producción y en resistencia (sobrepasan el promedio de rendimiento de la granja).
 Seleccione las hembras cuya edad oscile entre los 6 y 10 meses (de 4 a 8 meses de postura). Por encima o por debajo de esta edad, se corre el riesgo de que resulten poco fértiles y escasamente sobrevivan (Granados, 2009 y Echeverría, 2004).
 Tome en cuenta que el bajo peso al nacer, pues provoca la muerte de las crías, por debilidad, lo cual es frecuente.
 Recoja los huevos varias veces al día para evitar el problema de quebraduras (entre dos y tres veces).
 Utilice bandejas de cartón para recoger los huevos y evite el uso de recipientes plásticos, los cuales normalmente se juntan gran cantidad de huevos y se corre el riesgo de que se quiebren.
 Coloque los huevos en las bandejas o cartones con la punta hacia abajo, de modo que la parte redondeada quede hacia arriba. En esta última, se localiza la cámara de aire (compartimiento para el intercambio gaseoso del embrión con el ambiente exterior del huevo).
 Conserve los huevos en un lugar fresco y ventilado, preferiblemente a una temperatura que oscile entre 17 y 19°C.
Fuente: Rodney Orlando Cordero Salas
ESPECIES MENORES:
CODORNICES
Este módulo ha sido confeccionado para utilizarse como plan remedial en la asignatura Especies menores (código 457) que imparte la UNED en las carreras de Ingeniería Agronómica, y Administración de Empresas Agropecuarias.