Videos con temas del blog

Loading...

Enfermedades de los conejos Aspectos generales



Enfermedades de los conejos
Aspectos generales
LA CAPACIDAD de usted para mantener los brotes de enfermedades al
mínimo es clave para el éxito de su crianza de conejos. Muchas
enfermedades ocurren por errores de manejo o falta de conocimiento. En
los Estados Unidos, Europa y Puerto Rico, el total de pérdidas debido a
enfermedades es de aproximadamente 25 por ciento. Esto incluye los
gazapos (conejos recién nacidos) nacidos muertos, o que mueren a los
pocos días de nacidos, la muerte de gazapos jóvenes, paridoras y padrotes.
Enfermedad, puede definirse como la disminución o interrupción del
funcionamiento normal de cualquier parte, órgano o sistema del
organismo (o combinación de ellos) que se manifiesta por un conjunto de
síntomas característicos. Los agentes causales de una enfermedad están
continuamente en el medio ambiente del conejo. Sin embargo, que se
manifieste una enfermedad en unos conejos y en otros no, puede deberse a
la resistencia genética a dicha enfermedad específica por parte de ciertos
conejos.
Otro factor que usted debe tomar en cuenta en el caso de las enfermedades
es la concentración del agente causal. La concentración de los organismos
patógenos (causantes de enfermedades) se relaciona tanto con la higiene
como con la densidad poblacional de los animales en las facilidades. En
crianzas bajo confinamiento, las enfermedades tienden a aumentar casi
proporcionalmente con el aumento del número de animales en un espacio
dado. La ventilación, la higiene y la observación son factores importantes
en el control de las enfermedades.
La ventilación se asocia directamente con la dilución del aire. A menor
ventilación, mayor será el número de organismos patógenos dispersos en
un área específica. La ventilación adecuada contribuye en gran medida a
disminuir las enfermedades respiratorias. La higienización, tanto física
como química, es otra forma de reducir los organismos patógenos de la
conejera.
La remoción de excrementos de las jaulas, la desinfección de las
madrigueras, así como la remoción del pelo, reducen el número de
organismos causantes de enfermedades. La continua observación de los
animales, de sus heces fecales y del consumo de alimento y agua son
factores que contribuyen a la detección temprana de enfermedades. Si se
espera que aparezcan descargas nasales profusas o diarreas, por lo común
es muy poco lo que puede hacerse por salvarles la vida a los animales
afectados.
Todos aquellos animales que han estado expuestos a enfermedades
contagiosas, o se han infestado, deben aislarse. Aísle también a los
animales que se han exhibido en ferias, o que ha adquirido recientemente.
Manténgalos aislados del resto de la manada por un período no menor de
15 días. Observe de manera estricta estos animales durante dicho período
para detectar síntomas de enfermedad como descargas nasales y diarreas.
Si sospecha la presencia de alguna enfermedad en el lugar donde adquirió
los animales, utilice antibióticos de amplio espectro como oxitetraciclina
para la prevención del brote de alguna enfermedad en su conejera.
Algunas enfermedades pueden diagnosticarse por sus síntomas clínicos,
mientras que otras sólo pueden detectarse mediante examen después de
muerto el animal (necropsia), y en algunos casos, mediante técnicas
especializadas. Una vez que se familiarice con el aspecto normal de los
órganos internos de los animales sacrificados, podrá distinguir la
presencia de anomalías en animales que mueren sin mostrar síntomas
obvios de enfermedades.
Fuente: Enfermedades de los conejos
Héctor I. Rodríguez Pastrana
Especialista a/c Ganado para carne