Videos con temas del blog

Loading...

Porcicultura


Manejo y alimentación de la cerda antes del parto.
La cerda debe ser desparasitada internamente dos semanas antes del parto. También
es importante eliminar los parásitos externos una o dos semanas antes de trasladar la
cerda a la maternidad.
De 3 a 4 días antes del parto la cerda se debe llevar a la maternidad. Antes debe ser
bañada con agua y jabón, de preferencia en la vulva y la zona mamaria.
La preparación de los paritorios es también muy importante, éstos deben ser aseados
con agua y jabón y desinfectados cuidadosamente.
Si la cerda ha sido alimentada con una dieta a base de maíz y soya, se recomienda
dos o tres días antes del parto empezar a suministrarle una ración alta en subproductos
de trigo o bien con niveles altos de melaza para evitarle problemas de estreñimiento.
El día del parto se debe dejar sin alimento pero con buena disponibilidad de agua.
7.6 Cuidado de la cerda durante el parto
En el paritorio a la cerda se le debe mantener en observación, suministrarle agua
fresca y limpia. Hay varias señales que anuncian la proximidad del parto, se observa
la hinchazón y enrojecimiento de la vulva, además de una secreción láctea unas horas
antes.
En el parto los cerditos o lechones nacen a intervalos variables, pueden llevar desde
pocos minutos hasta varias horas. Si la cerda presenta complicaciones en el parto, es
recomendable consultar con un zootecnista o médico veterinario para evitar problemas
mayores. La administración de hormonas no es recomendable cuando no ha nacido
ningún lechón.
Una vez expulsado el lechón, se le debe quitar con una toalla limpia las mucosidades
de la nariz y de la boca, posteriormente se limpia el resto del cuerpo.
El lechón nace con una gran extensión de cordón umbilical, el cual se debe ligar y cortar
con una tijera a una distancia de 2 a 4 cm. de la base del cuerpo, inmediatamente
después se desinfecta con tintura de yodo para evitar problemas infecciosos.
Los lechones nacen con 8 colmillos afilados que pueden lastimar la teta de la madre,
por tal motivo se cortan a ras de la encía con cuidado de no lesionar la cavidad
bucal.
El siguiente paso es identificar los lechones para llevar los registros individuales:
a. El sistema más práctico y recomendable es realizarles muescas (cortes) en los
bordes de la orejas, el sistema más utilizado es la Clave Universal, con la cual se
identifican en la oreja derecha los lechones de acuerdo al número de camada de
la granja a que pertenecen b. El número de lechón dentro de la camada o parto de la granja a que pertenecen, en la oreja izquierda Un ejemplo del sistema de identificación citado: si identificamos el cerdito Nº 1. del parto Nº 9. de la granja, tendrá un piquete en la oreja derecha en la posición Nº 9 y un piquete en la oreja izquierda en la posición Nº 1., según recuadro en figura antes mencionada.
Es normal que inmediatamente después de nacido el último lechón aparezca la placenta, la que cual debe ser retirada de la paridera y enterrada o incinerada, para evitar la aglomeración de moscas u otros insectos que puedan ser vectores de infecciones.
Debido a que el cerdo, como otras especies animales, nace desprovisto de anticuerpos, es conveniente que tome en su primer hora de vida el calostro, que es la primera leche que le baja a la cerda, la cual es rica en anticuerpos, vitaminas, proteínas y minerales esenciales para el buen desarrollo del lechón.
Como el mecanismo regulador de temperatura del lechón no entra en funcionamiento
hasta varios días después de nacido, se debe utilizar lámparas de calefacción eléctricas
o de gas de 150 – 250 vatios colocándola en la parte posterior del paritorio, a una
altura aproximada de 60 cm. del suelo, o ajustarlas de acuerdo al clima de la zona
para proporcionar una temperatura entre 30 – 32 º C en el área en que se encuentran
los lechones.
Se acostumbra pesar los lechones al nacimiento, dato muy importante cuando se
llevan registros El peso promedio generalmente es de 1,35 a 1,40 kg. y depende
del tamaño de la camada; en camadas muy numerosas el peso es más bajo que en
camadas más pequeñas. Lechones con pesos inferiores a 700 gr. en camadas de 10
o más lechones es preferible sacrificarlos debido a que tienen pocas posibilidades de
sobrevivir y permite uniformar el peso de la camada.
Fuente: 634,4
P123m Padilla Pérez, Manuel
Manual de Porcicultura / Manuel Padilla
Pérez. – San José, Costa Rica: MAG, 2007.
73 p.; 22 cm.
ISBN 978-9968-877-24-4
CERDOS. COSTA RICA. 3. CULTIVO.
I. Ministerio de Agricultura y Ganadería.
II. Título