Videos con temas del blog

Loading...

Las materias primas del compost


Las materias primas del compost
Para la elaboración del compost se puede emplear cualquier
materia orgánica, con la condición de que no se encuentre
contaminada. Materias primas como:
• Restos de cosechas: restos vegetales jóvenes como hojas,
frutos, follajes o tubérculos, que son ricos en nitrógeno
y pobres en carbono. Aunque los restos vegetales
más adultos como troncos, ramas y tallos, son menos ricos
en nitrógeno.
• Restos de cocina: restos de frutas y hortalizas.
• Estiércol animal: destaca el estiércol de vaca, aunque
otros muy usados son la gallinaza, estiércol de conejo, de
caballo, de oveja, cerdo y los purines.
Complementos minerales: Son necesarios para corregir
las carencias de ciertas tierras. Como por ejemplo las
enmiendas rocas calizas y magnésicas, la roca fosfórica,
rocas ricas en potasio y rocas silíceas.
Pasos para elaborar compost
Método convencional
1. Escoger un sitio que se encuentre protegido de las lluvias
(puede ser debajo de un árbol o barbacoa, en un techo
rústico o cualquier lugar protegido.
2. Se juntan todos los residuos disponibles cerca del lugar
seleccionado para la elaboración de la compostera. Aquellos
que lo requieran, deben picarse un poco.
3 . Haga una primera capa de unos 15 cm. de espesor con
residuos de cosechas y otras plantas. La siguiente capa
será de algún estiércol animal de unos 8 cm. de grosor
y sobre ésta una capa de tierra de 3 cm. de grosor. Repita
esta secuencia de capas hasta donde le alcancen
los materiales o hasta que el montón alcance una altura
de 1.5 m.
4. Riegue el montón uniformemente hasta que esté lo suficientemente
húmedo.
5. Haga respiraderos en el montón haciendo un hoyo central
o varios laterales, o bien use cañas de bambú perforadas,
para permitir que salga el exceso de calor.
6. Cubra el montón con hojas secas o sacos y déjelo reposar
por unas 3 semanas.
7. A las 3 semanas, déle vuelta al montón de tal forma que
quede una mezcla uniforme, cúbralo nuevamente con hojas
o sacos.
8. Voltee nuevamente la mezcla dentro de 5 semanas. Luego
se cubre y se cosecha el compost a los 3 ó 4 meses.
Esta es la forma más convencional de hacer el compost, si
se dan más volteos durante la semana (sin enfriar mucho el
proceso), el compost puede estar listo en un tiempo menor.
Fuente: PREPARACION Y USO DE ABONOS ORGANICOS
SÓLIDOS Y LIQUIDOS
Serie Agricultura Orgánica N°8
Editado por:
Corporación Educativa para el Desarrollo Costarricense