Videos con temas del blog

Loading...

MANUAL DE PORCICULTURA: inseminación artificial


MANUAL DE PORCICULTURA: inseminación artificial.
Concentración:
• Observar y calcular por medio del microscopio.
• Determinar la máxima cantidad de espermatozoides que contiene el eyaculado.
• El conteo individual puede darse por medio de:
1. Fotómetro.
2. Hemocitometro. El uso de este método requiere mucho tiempo y habilidad.
3. Espermiodensímetro de Karras
Dilución del semen
La función del diluyente es prolongar la viabilidad del semen ya que protege contra
shocks de temperatura, actúa como buffer de acidez, provee una apropiada presión
osmótica y balance de electrolitos, inhibe el crecimiento bacteriano y suple a los
espermatozoides de nutrientes.
Además extiende el uso del eyaculado, así mas cerdas pueden ser inseminadas.
El proceso de dilución debe darse a temperaturas iguales de 32 – 36°C, para evitar
shocks de temperatura con equipo limpio.
Se debe determinar la cantidad de dosis que se requieren. Generalmente un eyaculado
contiene suficientes espermatozoides para inseminar 10 –15 cerdas.
Ejemplo:
Concentración de la dosis: 2.5 – 4 x 109 de espermatozoides / cerda
Motilidad: 90%
Concentración del eyaculado: 350 millones/ml
Volumen del eyaculado: 200 ml
200 ml x 350 millones/ml x 90% motilidad = 12.6 cerdas
5 billones de espermatozoides / cerda
12 cerdas x 100 ml/ cerda = 1200 ml volumen total
1200 ml – 200 ml = 1000 ml de diluyente.
La dilución mínima del semen debe ser 1:4 con el diluyente
• Se recomienda usar para la inseminación, dosis diluidas de 100 ml de volumen
total para maximizar la tasa de concepción
• La temperatura del semen y del diluyente debe ser igual (32°C).
• El diluyente generalmente es un polvo seco que se mezcla con agua destilada.
• El diluyente se agrega al eyaculado.
El almacenamiento del semen diluido puede efectuarse a 16 °C durante 3 días en
diluentes especiales con antibióticos. Períodos de almacenamiento más prolongados
(4 días), proporcionan una tasa de concepción más baja y tamaño reducido de
camadas. Por lo menos 3-4 billones de espermatozoides en 80 a 100 ml de volumen
son esenciales para una fertilidad óptima.
Las propiedades físicas y químicas del diluyente, el grado de dilución y otros factores
como luz y temperatura tienen importancia en el manejo del semen para inseminación
artificial. En general, los espermatozoides se encuentran más activos y sobreviven
por un período mayor si el pH es de aproximadamente 7.0. Variantes hacia arriba
o hacia abajo del óptimo provocan reducción en la motilidad. Los espermatozoides,
conservan su motilidad durante un período más largo en medios que tengan
aproximadamente una tonicidad igual al semen o la sangre. La dilución moderada
del semen, particularmente en un medio amortiguado que contenga azúcar como la
fructuosa no es perjudicial para la motilidad. Sin embargo, una dilución excesiva
incluso en un medio óptimo disminuye la motilidad.
Tanto el cociente del metabolismo como la motilidad de los espermatozoides varían
con la temperatura. Un aumento de 10 °C por arriba de la temperatura ambiente
hará que el índice metabólico suba a más del doble, con un descenso correspondiente
en la duración de la vida.
Las investigaciones realizadas, hasta el momento actual indican que el volumen del
semen tiene más importancia en el ganado porcino que en el vacuno.
Se plantea que la cantidad mínima de semen diluido a usar debe ser 50 cc pero
mejores resultados se obtienen con 100-150 cc.
Fuente: MINISTERIO DE AGRICULTURA Y GANADERÍA
Programa Nacional de Cerdos
Sistema Unificado de Información Institucional
Fundación para el fomento y promoción de la investigación
y transferencia de tecnología agropecuaria en Costa Rica
MANUAL DE
PORCICULTURA
Ing. Manuel Padilla Pérez MSc