Videos con temas del blog

Loading...

¿Por qué debemos trabajar orgánicamente el suelo?


Preparación y uso de abonos orgánicos y líquidos
1. ¿Por qué debemos trabajar orgánicamente el
suelo?
La materia orgánica es indispensable para mantener la fertilidad
del suelo. De ahí que su incorporación en forma de
abono es indispensable en sistemas de producción ecológica.
Esta práctica, en conjunto con otras como: las obras de conservación
de suelos, la adecuada rotación y asociación de
plantas, la diversificación de cultivos en el tiempo y en el
espacio, entre otras, nos aseguran el alcance de un equilibrio
en el sistema y, por lo tanto, una producción continua,
es decir, la posibilidad de sembrar todo el año y por muchos
años.
Son varios los tipos de abonos orgánicos que podemos utilizar
en las fincas ecológicas para tal fin. Algunos ejemplos
son el compost, los biofermentos, bocashi y los abonos
verdes; como más adelante se mostrará, la acción de los microorganismos
es indispensable para su preparación y funcionamiento.
Lo interesante del caso, es que el uso de los abonos orgánicos
no es una práctica tecnológica nueva. Por el contrario,
éstos tienen su origen desde que nació la agricultura, nuestros
abuelos y las generaciones anteriores, los usaban pues
era lo único que existía.
En contraste con lo anterior, el uso de fertilizantes y otros
insumos químicos, surgió hace apenas unas cuantas décadas;
sin embargo, desplazaron rápidamente a los insumos natura
les de nuestros abuelos, quizá por su agresiva promoción por
parte de los técnicos, de las casas comerciales de agroquímicos
e inclusive los centros de educación.
No obstante, hoy en día, se presenta nuevamente la necesidad
de producir de una forma más sana ya que el mercado
mismo así lo demanda. La agricultura orgánica o ecológica es
por lo tanto la alternativa.
Con la agricultura ecológica se benefician tanto productores
(as) como consumidores (as). Los primeros se ven beneficiados
al eliminarse todo tipo de sustancias y agentes tóxicos.
De igual forma se dinamiza un proceso paulatino de
recuperación del equilibrio del sistema productivo. Los consumidores
se favorecen al consumir productos totalmente
saludables. A su vez, ambos gozan de los beneficios de un
ambiente más sano.
Al tiempo que:
• Los agricultores (as) obtenemos el producto necesario
para consumir y para vender.
• No compramos productos químicos elaborados artificialmente,
que afectan la vida del suelo, la salud humana y el
ambiente en general.
• Utilizamos muchos materiales que en las fincas se desaprovechan
y que reciclándolos nos sirven como abono orgánico.
• No damos más dinero a los comerciantes y a las compañías
transnacionales de agroquímicos.
Fuente: PREPARACION Y USO DE ABONOS ORGANICOS
SÓLIDOS Y LIQUIDOS
Serie Agricultura Orgánica N°8
Editado por: Corporación Educativa para el Desarrollo Costarricense
Texto:
Jaime Picado
Alfredo Añasco
Revisión y Diseño:
Wilberth Jiménez y Voces Nuestras