Videos con temas del blog

Loading...

Cultivo de la berenjena


Berenjena
Se consumen los frutos antes de alcanzar su madurez total. Se utilizan en la preparación
de platos calientes y también para encurtidos. Para eliminar el gusto amargo,
común en esta hortaliza, conviene salar una hora antes de su cocción.
Necesita de 4 a 5 meses libre de heladas. Resiste menos el frío que el
tomate. Necesita unos 25oC de temperatura óptima. Prefiere suelos
sueltos, laboreados en profundidad y bien drenados, con buena presencia
de materia orgánica.
La berenjena se siembra en almácigo protegido en los meses de Julio–
Agosto, para trasplantar en Septiembre–Octubre.
En 1m² de almácigo, con 5 gr de semilla de buen poder germinativo,
se obtienen de 400 a 600 plantines. Los mismos estarán en condiciones
de ser trasplantados cuando tienen 5 o 6 hojas (aproximadamente
50 a 60 días después de la siembra). Se aporca cuando la planta llega
a los 30 cm de altura. Con 400 plantines pueden plantarse 300 m2 (una
parcela de 30 m x 10 m).
Berenjena
Clima y Suelo
Forma y Época de Siembra
Variedades:
Florida Market
Black Beaty
Distancia de trasplante:
Entre hileras: 90 a 140 cm (según cultivar).
Entre plantas: 50 a 60 cm.
Cuidados del Cultivo
El cultivo de berenjena requiere entre 600 y 900 mm de agua en
todo su ciclo. El tipo de riego a utilizar (aspersión, por surco o localizado)
define el esquema de plantación. El mejor riego es el localizado,
pues permite utilizar mejor el agua y no origina problemas de
encharcamiento.
Las plagas más importantes son: arañuela (ver preparado con ajo, con
purín de ortiga y cola de caballo, con frutos de paraíso, con orina de
vaca, con azufre, con jabón y con cal apagada); pulguilla y pulgones (tratar
con tierra diatomea y piretrinas). Las enfermedades más importantes
son: tizón tardío y mildew (controlar con aplicaciones periódicas,
luego de la floración con oxicloruro de cobre y caldo bordelés).
El número de días hasta madurar es de 70 a 90 desde el trasplante.
La cosecha se realiza en varias recolecciones a medida que los frutos
adquieren un buen color violáceo brillante y se aproximan a su máximo
tamaño. La cosecha dura hasta los primeros fríos. Si se corta la
planta en la base y se la cubre de pasto o aserrín, puede llegar a superar
el período de bajas temperaturas y rebrotar posteriormente.
Fuente: Manual de cultivos para la Huerta Orgánica Familiar
Autor: Ing. Agr. Enrique David Goites