Videos con temas del blog

Loading...

Cría de pollos de engorde

BIOSEGURIDAD
GUIA DE POLLOS DE ENGORDE
Bioseguridad es el término empleado para describir una estrategia general o una
serie de medidas empleadas para excluir enfermedades infecciosas de una granja. Mantener un programa de bioseguridad efectivo, emplear buenas prácticas de
higiene y seguir un programa de vacunación que considere múltiples factores son esenciales para prevenir enfermedades infecciosas. Un programa de bioseguridad amplio involucra una secuencia de planeación, implementación y control.
Recuerde que es imposible esterilizar un galpón o las instalaciones. La clave es la
reducción de patógenos y evitar su reintroducción.
A continuación se describen varios puntos claves para un exitoso programa de
bioseguridad:
Bioseguridad

Limite el número de visitantes no esenciales en la granja. Mantenga un registro de
todos los visitantes y de sus visitas anteriores a otras granjas.
Los supervisores de la granja deben visitar los lotes más jóvenes al comienzo del
día y seguir con las visitas en forma sucesiva hasta llegar a los lotes de más edad
al final del día.
Evite contacto con aves que no provengan de granjas establecidas, especialmente
con aves pertenecientes a pequeños lotes no comerciales.
Si equipo debe ser recibido de otra granja éste debe limpiarse y desinfectarse completamente antes de su ingreso a la granja.
Proporcione un sitio para el lavado y fumigación de las llantas en la entrada de la
granja y permita la entrada sólo los vehículos que sean necesarios en la granja.
Las granjas deben tener cerca perimetral.
Mantenga puertas y entradas cerradas.
Absolutamente ninguna otra especie de aves debe ser mantenida en su granja.
Especies no avícolas deben estar separadas con cercas y deben tener una entrada independiente de la entrada de la granja de aves.
No se deben permitir mascotas dentro o alrededor de los galpones.
Todas las granjas deben tener control de plagas que incluya el monitoreo
frecuente de roedores. Se deben mantener reservas de cebo para roedores.
Todos los galpones deben ser a prueba de plagas.
Las aéreas alrededor de los galpones deben mantenerse libre de vegetación que
pueda servir de escondite para roedores.
Limpie las zonas donde se haya derramado alimento inmediatamente. Arregle
los daños en los silos o en las cañerías de conducción de alimento.
Los empleados deben disponer de baños y lava manos, idealmente separado del
área de galpones.
Proporcione un sitio especial a la entrada de la granja para el cambio de ropa y
calzado.
Proporcione desinfectante para las manos a la entrada de cada granja.
Proporcione pediluvios bien mantenidos a la entrada de cada galpón.
Limpie el calzado para retirar el exceso de materia orgánica antes de usar el
pediluvio debido a que el exceso de materia orgánica puede inactivar el
desinfectante.
Se debe elegir un desinfectante de amplio espectro y de rápida acción para los pediluvios.
Suministre botas o cobertores de botas a la entrada de la granja.
Lotes de la misma edad se recomiendan debido a que se reduce el reciclaje de
patógenos ambientales o de cepas vaccinales dentro de la granja.
Las aves idealmente deben provenir de reproductoras de edades similares y
deben tener el mismo calendario de vacunación.
Depoblación de la granja debe ocurrir antes de la llegada de los pollitos de
reposición.
Debe proporcionar ropa protectiva a las cuadrillas de recogida. Equipo con
guacales y ganchos deben lavarse y desinfectarse antes de entrar a la granja especialmente si se hará una repoblación parcial.
Debe dar un tiempo de descanso adecuado antes de la repoblación de la granja.
Si la cama es reutilizada entre lotes debe retirar toda la cama húmeda y
apelmazada. La calefacción se debe encender por un mínimo de 48 horas para
secar la cama y para liberar el amoníaco que se haya formado dejando la
cama seca antes de la llegada del siguiente lote de pollitos.
Los sistemas de bebederos deben drenarse y lavarse con desinfectantes
apropiados antes de recibir el nuevo lote de pollitos. Asegúrese de que se
enjuague el sistema con agua fresca justo antes de alojar a los pollitos para
remover posibles restos de desinfectantes.
Analice el agua al menos una vez por año para medir niveles de minerales y
carga microbiana.
Fuente: COBB Guía de Manejo del Pollo de Engorde
cobb-vantress.com