Videos con temas del blog

Loading...

Guía de pollos de engorde: MANEJO DEL AGUA

MANEJO DEL AGUA
El agua es un nutriente esencial que impacta virtualmente todas y cada una
de las funciones fisiológicas. El agua forma parte de un 65 a un 78% de la
composición corporal de un ave, dependiendo de su edad. El consumo de
agua está influenciado por la temperatura, humedad relativa, composición de
la dieta y la tasa de ganancia de peso. Buena calidad de agua es esencial
para una producción eficiente del pollo de engorde. Medidas de calidad de agua incluyen pH, niveles de minerales y el grado de contaminación microbiana.
Es muy importante que el consumo de agua aumente con los días. Si el
consumo de agua disminuye en cualquier momento, la salud de las aves,
ambiente del galpón o las condiciones de manejo deben ser revisadas.
CONTENIDO MINERAL
Aunque los pollos de engorde toleran algunos minerales en exceso (por
ejemplo, calcio y sodio) ellos son muy sensibles a la presencia de otros.
Fierro y manganeso dan al agua un sabor amargo que puede disminuir su
consumo. Además, estos minerales favorecen el desarrollo de bacterias.
Si el fierro es una preocupación en su área, sistemas de filtrado y cloración
del agua son formas de control efectivas. Se recomienda filtrar el agua usando
una malla con poros de un diámetro de 40 a 50 micrones. El filtro debe ser
revisado y limpiado al menos semanalmente.
Calcio y magnesio se miden como “la dureza del agua” Estos minerales en
combinación pueden formar depósitos que comprometerán la eficiencia del
sistema de bebederos. Esto es especialmente importante para los sistemas de
bebederos cerrados. Ablandadores de agua pueden incorporarse al sistema
para mitigar los efectos del calcio y magnesio, pero los niveles de sodio deben
medirse antes de que un producto a base de sales sea usado.
El rendimiento adecuado de los pollos de engorde se puede afectar por un valor
de nitratos tan bajo como 10 ppm. Desafortunadamente, en la actualidad no
se disponen de opciones efectivas para su eliminación. El agua debe testearse
para medir los niveles de nitratos. Niveles elevados pueden indicar
contaminación proveniente del sistema de alcantarillado o por contaminación
del agua con fertilizantes.
CONTAMINACION BACTERIANA
Bajo rendimiento crónico puede indicar contaminación del agua y por lo
tanto se requiere de un pronto muestreo. Al evaluar el agua, es importante
monitorear el conteo de coliformes totales debido a que niveles altos pueden
causar enfermedades. La evaluación por medio de conteo de colonias en platos
de cultivo bacteriano reflejara la efectividad del programa de sanitización de
agua. Introducción de contaminación bacteriana al agua puede ocurrir desde el
origen del agua hasta el final de la línea de bebederos. Si un sistema efectivo
de sanitización de agua es ignorado, una contaminación del agua ocurrirá
dentro de poco tiempo.
SANITIZACION DEL AGUA Y LIMPIEZA DEL SISTEMA
La sanitización regular del agua y un programa de limpieza de las líneas
pueden proteger contra contaminación bacteriana y la formación de películas
biológicas en las líneas de agua. Si bien la formación de películas biológicas
no es un problema para las aves, una vez que se establecen en las líneas de
agua pueden ofrecer refugio contra desinfectantes y servir como fuente de
nutrientes para bacterias más dañinas. Productos que contienen peróxido de
hidrogeno son excelentes para la remoción de películas biológicas de las líneas
de agua.
Fuente: COBB Guía de Manejo del Pollo de Engorde
cobb-vantress.com