Videos con temas del blog

Loading...

Cultivo de Truchas

Cultivo de truchas

El cultivo de truchas es la práctica acuícola más antigua de América Latina y
actualmente se desarrolla en nueve países de la región, con fines
comerciales. En términos de cantidad y valor agregado, la trucha es una de
las tres especies acuáticas más importantes en la región (junto al salmón y
los camarones).7/ Su cultivo se lleva acabo en las modalidades intensiva,
semi-intensiva y extensiva. El sistema extensivo incluye la producción de
alevinos en laboratorios que luego son sembrados en su habitat natural, las
lagunas, donde se mantienen en baja densidad y con insumos orgánicos. El
sistema intensivo, en cambio, utiliza jaulas flotantes para la crianza en alta
densidad, por lo que requiere de más insumos y tecnología (alimentos de
óptima calidad, sistemas sanitarios para evitar enfermedades, etc.). En
términos generales, el sistema intensivo resulta más riesgoso debido a la
mayor probabilidad de epidemias, pero permite la producción de mayores
cantidades. El sistema extensivo, produce menos en términos de cantidad,
pero resulta más económico y amigable para el medio ambiente. El sistema
semi-intensivo constituye una solución entre las dos anteriores.

Cría de cuy: Instalaciones para criar cuy

UBICACIÓN DE LAS INSTALACIONES
• El lugar debe tener un acceso fácil, cercano pero separado a la vivienda.
• Estar seguro de animales depredadores y gente extraña.
• Tener una buena disponibilidad de alimento (forrajes).
• Alejado o protegido de corrientes fuertes de aire.
• Presente oportunidad para ampliaciones a futuro.
MATERIALES A UTILIZARSE
Para la construcción de instalaciones en lo posible deben utilizarse materiales propios de cada zona, para reducir los costos de inversión. Las jaulas pueden hacerse con maderas existentes en el sector, metálicas, etc. Para galpones podemos citar:
• Las paredes pueden ser de ladrillo, cemento, adobe, tabla o guadua.
• El techo de eternit, teja, paja, etc.
• Las pozas pueden ser de ladrillo, cemento, adobe, tabla o guadua.
Los materiales seleccionados para la construcción de las instalaciones deben mantener
temperaturas dentro del criadero que oscilen entre 15 y 20 grados centígrados, (aunque se han encontrado explotaciones por encima y debajo de este rango) y una ventilación para eliminar el amoniaco producido por la orina.