Videos con temas del blog

Loading...
Software para iPhod, moviles, computadores

Cría de cuy: TIPOS DE CUYE

TIPOS DE CUYE
Cuando se habla de cuyes no se puede referir a razas debido a la diversidad de cruces que han tenidos estos animales desde hace muchos años de manera incontrolada. En el Perú los
programas establecidos por el gobierno han obtenido nuevas especies de cuyes sin todavía
definir razas. Por eso los cuyes se han clasificado por tipos, tomando en cuenta características como el pelaje y la conformación del cuerpo.
De acuerdo al pelaje hay cuatro tipos:
TIPO 1: De pelo corto, lacio y pegado al cuerpo pudiendo presentar un remolino en la frente. Este es uno de los tipos que presentan mejores características para producción de carne. Sus incrementos de peso son superiores a los de los tipos 3 y 4.
TIPO 2: De pelo lacio y corto pero dispuesto en forma de remolino o rosetas distribuidas en diferente grado por todo el cuerpo, lo que aumenta la apariencia del animal. Tiene buenas características para producción de carne, pero su rendimiento es menor al tipo 1.
TIPO 3: De pelo largo, liso, pegado al cuerpo y distribuido en rosetas. No es recomendable para producción de carne debido a que la mayoría de nutrientes los utiliza en el crecimiento de pelo. El abultamiento de pelo en la región de los genitales dificulta el apareamiento.
TIPO 4: De pelo ensortijado o chiroso y de una rara apariencia. Al nacer presentan pelo
ensortijado, el cual va perdiendo a medida que se va desarrollando, formándose un pelo áspero y enrizado. Son de tamaño grande y abdomen abultado.
De acuerdo a la conformación del cuerpo hay dos tipos:
TIPO A. Forma redondeada, cabeza corta y ancha, temperamento tranquilo. Son animales para la producción de carne que al cabo de tres meses alcanzan un peso ideal para el sacrificio.
TIPO B: Tienen forma angular, cabeza alargada, temperamento nervioso, bajo incremento de peso y baja conversión alimenticia. En este tipo se clasifican a los cuyes criollos existentes en nuestro país.

Cría de pollos de engorde: Colocación de los pollos

Colocación de los pollos

Descarguen todas las cajas de pollos en el gallinero, poniendo la cantidad apropiada de cajas cerca de cada criadora. No apilen cajas a mas de tres en tres y asegúrense de dejar espacio suficiente entre las cajas para que circule aire. Antes de poner los pollos bajo la criadora, asegúrense de que este funcionando bien y que este a la temperatura apropiada, que los bebederos estén limpios y que haya alimento disponible en cantidades suficientes.
Coloquen los pollos bajo las criadoras. Al retirar las aves de las cajas, apilen estas contra una de las paredes del gallinero para facilitar su retiro, cuando todos los pollos estén ya en las criadoras.
Después de que los pollos estén todos en las criadoras, recorran el gallinero para asegurarse de que todas las aves hayan localizado el agua y la fuente de calor.
Retiren del gallinero todas las cajas vacías para quemarlas.
IMPORTANTE –
A partir del momento de la colocación, se deben mantener actualizados los registros sobre mortandad, consumo de alimentos, temperaturas diarias en el gallinero y fechas de vacunación así como también las fechas de reacciones.
Espacio de alojamiento
La cantidad de espacio de piso que se deberá asignar a cada una de las aves se determinara mediante una combinación de los factores siguientes :
- el tamaño de las aves a la edad de su venta en el mercado,
- el tipo de alojamiento,
- y la estación del año.
En general, para los pollos parrilleros, se recomiendan las siguientes asignaciones de espacio de piso:
1 - Gallineros sin aislamiento - 10,8 pollos por metro cuadrado.
Variaciones estacionales - 13,5 a 10,8 pollos por metro cuadrado en primavera, otoño e invierno - 10,8 a 9 pollos por metro cuadrado en verano.
2 - Gallineros aislados - 12 pollos por metro.
3 - Gallineros con ambiente controlado (Climatizados) - se pueden llenar a razón de 13,5 pollos por metro cuadrado por pollo durante todo el año.