Videos con temas del blog

Loading...

Cría de abejas: La salida del enjambre




Los días previos a enjambrar, las abejas se muestran

inquietas, disminuye su actividad de campo, se apiñan a la

entrada de la colmena , forman la “barba” (acumulación de

abejas inactivas) y se atiborran de miel para tener provisiones

suficientes hasta que encuentren otro alojamiento.

La salida del enjambre, normalmente al mediodía, se con-

vierte en un espectáculo emocionante, mezcla de alegría e

incertidumbre. Antes de salir, se ven muchas abejas revolote-

ando alrededor de la colmena, con la cabeza inclinada hacia la

piquera, alejándose y regresando de inmediato, hasta que se

produce un zumbido especial por la salida masiva de abejas.

Luego se forma en el aire como una nube que parece inmóvil

hasta que sale la reina y toma la decisión de “posarse” o

emprende el vuelo. A veces la reina tarda en salir, por lo que

el grupo retorna una y otra vez a la colmena.

Lo normal es que el enjambre se pose en un arbusto pró-

ximo al colmenar, especialmente si es el primero del año por-

que lleva la reina madre y al estar fecundada tiene dificultades

para volar, adoptando el típico aspecto de piña o de racimo,

para desde allí enviar a las abejas exploradores (unas 50 por

colonia) con el fin de encontrar un alojamiento definitivo. Para

evitarlo, los colmeneros colocan sobre una rama o un palo cla-

vado en el suelo una amalgama de hojarascas o ramaje que

llaman “poner sobras” para, como decimos, atraer a los enjam-

bres e impedir que se marchen.