Videos con temas del blog

Loading...

Cría de pollos parrilleros

1. Explotación avícola. Aspectos generales  avicultura-centro-produccion-aves-explotacion-avicola



Ensminger (1.976), enuncia que para medir la importancia de la industria avícola se puede hacer referencia a los siguientes parámetros:

1. Fuente de ingresos económicos.

2. Fuente de proteína y otros nutrientes para la población humana.

3. Obtención de productos y subproductos para usos industriales.

4. Sujeto de investigaciones.

1. Fuente de ingresos económicos

La avicultura es una industria altamente especializada y tecnificada, que requiere de una adecuada comercialización

de sus productos. No constituye un pequeño negocio sino que va adquiriendo características de una gran empresa.

La inversión inicial de capital es muy elevada; hay algunos riesgos en el negocio y es casi esencial tener un mercado

lucrativo para la producción de grandes volúmenes, si se quiere que la empresa sea exitosa. En explotaciones bien

controladas y planificadas se obtiene buenos ingresos como producto de la venta de la carne, de los huevos y otros

subproductos.

2. Fuente de proteína y nutrientes

La carne y los huevos de las aves de corral se emplean en la alimentación humana. Los huevos contienen vitaminas,

minerales y proteína de un alto valor biológico y fácil digestión (Cuadro 1), contienen todos los aminoácidos

esenciales para mantener la vida y promover el crecimiento de los niños. También es una rica fuente de hierro,

fósforo, oligoelementos, vitaminas A, E, K, y todas las vitaminas del complejo B; únicamente el aceite de hígado de

bacalao lo supera como fuente de vitamina D. Tiene un contenido moderado de calorías; un huevo mediano tiene

calorías.

La carne de ave, con excepción de la carne del cuy supera a la carne de vaca, el cerdo y otras carnes rojas en el contenido de proteína (Cuadro 2).

Cuadro 1. Composición química del huevo, (%)



















Tiene un bajo contenido de grasa en comparación con las demás carne rojas después de la carne de cuy. Y, tiene un alto contenido de minerales igual que la carne de ovino y bovino.

Cuadro 2. Composición química de la carne de algunas especies de importancia zootécnica ( % ).



  











3. Obtención de productos y subproductos

La ciencia y la tecnología han trabajado de común acuerdo para extender el uso de las aves y sus productos no solo al aspecto nutricional sino también a la industria y, para eso han empleado también sus subproductos. Entre ellos se muestran en el Cuadro 3.

4. Sujeto de investigaciones

Las aves se emplean en investigaciones científicas, principalmente los pollos de engorde debido a su alta

sensibilidad a la carencia de nutrientes en la dieta al igual que la rata de laboratorio, obteniéndose nueva informació

sobre vitaminas, minerales y aminoácidos para un cálculo más exacto en la dieta de seres humanos. Los pollos tiene

la ventaja de ser más económicos y fáciles de obtener, ya que pueden incubarse en grandes cantidades, por lo tanto

se pueden disponer de un gran número de aves para la investigación, obteniéndose resultados más fidedignos. Los

científicos creen por otra parte que las necesidades nutricionales en los seres humanos se asemejan más a los pollo

que al de las ratas.

Cuadro 3. Principales productos obtenidos de las aves de corral.



Cría de abejas: Las abejas y la miel

Para ello segrega una sustancia que recibe el nom-
bre de “feromona”, que se expande por toda la colmena. De

esta forma, además, se frena la construcción de celdas reales

y se impide el desarrollo de los ovarios de las abejas obreras.

Cuando la vieja reina decae en su puesta o no segrega sufi-

ciente feromona , las abejas construyen realeras y depositan

en ellas jalea real para obtener una nueva madre.

La reina vive unos cinco años y continuamente es rodeada

por su corte de abejas y alimentada siempre con jalea real.

Las abejas obreras: Se desarrollan en celdas normales y

forman la población más numerosa: 70.000 en primavera y

unas 20.000 en invierno. Cumplen muchas funciones depen-

diendo de su edad. Nada más nacer trabajan de limpiadoras,

retirando de las celdillas los residuos. Al cuarto día se convier-

ten en nodrizas y alimentan a las larvas y dan calor al nido de

cría. A partir del décimo día atienden a la reina como damas de

honor. Posteriormente actúan como ventiladoras, segregan

cera, fabrican miel, retiran los cuerpos extraños y velan por la

seguridad de la colmena. Finalmente, a los veinte días y hasta

su muerte, salen al campo en busca de néctar, polen, propóle-

os y agua. Suelen moverse en un radio de acción de 3 kilóme-

tros, siendo su velocidad media de 30-40 km/hora, llevando a

cabo unos 40 vuelos diarios y visitando unas 400 flores de la

misma especie. Al regresar reconocen su colmena por el color,

su forma y su posición. Entre ellas se distinguen por el olor,

pues cada colonia tiene el suyo característico.

Si una abeja recolectora descubre una fuente de alimento, al regresar a la colmena indica a sus compañeras dónde está situada y a qué distancia se encuentra. Para ello “baila”, describiendo una serie de círculos.

La vida de las abejas es muy corta: las que nacen en primavera mueren a los 40 ó 50 días; por el contrario, las que nacen en otoño viven unos cinco meses, hasta que enlazan con sus nuevas compañeras, en la primavera siguiente. Su principal alimento es la miel.